LA VIEJA EDUCACIÓN VS. LA NUEVA EDUCACIÓN FINANCIERA

Publicado por Carlos Meza

Publicado el 9/3/2019

Categoría: Educación

Uno de los momentos clave de la historia de la humanidad fue cuando la sociedad pasó de ser agraria; donde las personas eran dueñas de sus cultivos y negocios, a la era industrial; donde los campesinos decidieron abandonar sus tierras para buscar un empleo con un sueldo estable.

Esta historia la conocen muchas personas, pero lo que no sabe la gran mayoría, es que a raíz de este suceso, es que nace el sistema educativo tradicional, con un enfoque muy diferente al que conocemos hoy.

En un principio el sistema educativo fue creado bajo el modelo prusiano, el cual nació en Prusia a mediados del siglo XVIII y principios del siglo XIX, cuyo objetivo era moldear a las personas para que fueran soldados perfectos.

¿Pero qué tiene que ver formar soldados con formar estudiantes?

La respuesta es sencilla: adoctrinamiento, seguido de una estricta serie de reglas que se deben cumplir para tener éxito en la vida. 

Así es como moldeaban en este sistema a los estudiantes:

  • Los estudiantes debían superar ciertos niveles para graduarse.
  • Son separados por edades y sexo.
  • Tu calificación era en función a lo que podrías ser capaz de memorizar.
  • No existía libre expresión de conocimientos.
  • El docente era la única figura autoritaria.
  • Si te equivocabas en la escuela eras castigado.
  • Si le levantabas la voz a tu maestro eras castigado.
  • Si no ibas a la escuela, serás un fracasado.

Pero sin duda, lo más preocupante que hizo este sistema educativo,fue seleccionar las materias que consideraban solamente importantes para la formación de los alumnos en donde decidieron omitir colocar cualquier materia relacionada con el dinero.

Rockefeller fue el fundador de la junta directiva de educación, la cual fue la creadora de este sistema que lo hizo con la promesa de poder trasladar a las generaciones futuras a la era industrial con una mano de obra capacitada y altamente efectiva. Próximamente este modelo educativo se expandiría a todo el mundo.

La razón por la cual decidieron omitir materias sobre el dinero se desconoce, porque nadie puede afirmar con certeza (al menos que estuviera ahí), el motivo por el cual decidieron no incluir materias sobre cómo emprender un negocio o industria. 

Muchas personas dicen que todo es parte de una gran conspiración creada por la élite mundial del momento. 

Es decir, los grandes magnates dueños de industrias gigantescas, para hacer una sociedad ignorante y dócil que responda a la gran necesidad de mano de obra que suscitó en el momento, teniendo así “mano de obra infinita” por cada promoción de graduandos que existiera.

Lo verdaderamente aterrador de toda esta historia no es el hecho de que muchas personas fueron adoctrinadas bajo un modelo creado primordialmente para formar soldados, es que este modelo educativo fue utilizado hasta hace unos pocos años, e incluso aún es utilizado por algunos países.

Si bien es verdad que muchas cosas han cambiado en cuanto a los métodos de castigo, discriminación y evaluación, el fin con el que se usan las escuelas y universidades no ha cambiado, y es nada más y nada menos que formar trabajadores, pero no emprendedores o empresarios.

La importancia que se le daba a esto era nula por que hasta hace unos 30 años, se podía gozar de un sueldo muy buen pagado, con buenos beneficios y “seguridad laboral”. 

Pero lo que no habían previsto era la llegada de la era de la información y tecnología en donde el mundo ahora no tarda décadas en cambiar, si no tarda unos pocos años.

La llegada de esta nueva era trajo consigo como consecuencia una disminución terriblemente aterradora de los puestos de trabajo gracias a la globalización y automatización de los procesos. 

Ya no se necesitan a 100 personas para operar una máquina que es capaz de rendir cuentas sola, ni tampoco es necesario contratar personas del mismo país porque ahora se pueden hacer los trabajos a través del Internet. 

La ley de la oferta y la demanda explica fácilmente otra consecuencia de esta era, a mayor demanda de empleos, menor será el precio que querrán pagar las empresas. 

Se volvió una lucha, o mejor dicho, una guerra entre los recién graduados por conseguir un buen empleo, donde la oferta cada día se está haciendo menor. El concepto de empleo seguro ha desaparecido.

¿Entonces qué opción tenemos?

¡Educación financiera! Esa es la solución a este gran problema.

La formación de una persona con una mentalidad de empresario para generar dinero literalmente de la nada, es lo que permitirá eliminar las crisis económicas típicas por las que suelen pasar las personas y familias.

Este mundo está hecho para ser cambiado por los emprendedores. 

Y si no lo crees solo mira a Steve Jobs, Henry Ford, Jack Ma, Jeff Bezos, Elon Musk, y la lista sigue. Todos ellos tienen algo en común, y es que son emprendedores cuyas ideas lograron cambiar el mundo.

Muchos gobiernos del mundo ya han entendido esto y reconocen que lo que realmente hace rico a un país es la educación que tienen sus habitantes, pero no es cualquier educación, es una que tiene que incluir en su pensum de estudio materias relacionadas con el emprendimiento y esto es porque el mundo está cambiando a una velocidad nunca antes vista, y el día de mañana, esos jóvenes deberán salir de las aulas de clases con un proyecto de vida que les permita vivir cómodamente gracias a su libertad financiera.

Países con los mejores sistemas educativos como Japón, Suecia, Dinamarca y Finlandia, tienen incluidas materias que fomentan el emprendimiento y materias electivas para profundizar aún más en temas de negocios. 

Es por eso que gozan con un alto Prducto Interno Bruto (PIB), por la cantidad de nuevas empresas que nacen listas para contribuir con el enriquecimiento de la nación.

Pero, lamentablemente hay otros países, y en su gran mayoría los de Latinoamérica, que siguen aplicando modelos educativos obsoletos y de adoctrinamiento a unos estudiantes que deben ser capaces de aprender a pensar y responder ante un mundo tan cambiante. 

Les hace falta a los estudiantes inculcarles ‘’el chip emprendedor’’.

La educación financiera es algo que debe estar presente en la vida, porque absolutamente todos usan dinero a diario, no se puede estar en esta vida sin gozar de una libertad financiera. 

La sociedad se ha encargado de crearnos falsas creencias sobre los males que trae el dinero consigo, haciendo ver a los empresarios como personas codiciosas y avaras que solos les importa ganar más.

Es por eso que la educación financiera debe ser algo que se practica desde el hogar, al igual que cuando enseñan a caminar y a decir las primeras palabras, los padres deben contar con un buen nivel de conocimientos financieros.

Pero tristemente, los padres de la nueva generación de jóvenes, fueron educados bajo un sistema educativo prehistórico donde omitían cualquier conocimiento relacionado a el dinero.

Es por eso que a menudo pudimos escuchar lo siguiente:

“Ve a la escuela y se el mejor de la clase para conseguir un buen empleo”.

Pero no dicen que los puestos de empleos están desapareciendo. Pero es porque nunca les enseñaron educación financiera.

Y así nace el concepto de “la carrera de las ratas” presentado por Robert Kiyosaki, el cual explica que las personas quedamos atrapados en una rueda para roedores donde vamos a la escuela, conseguimos un empleo, vamos a trabajar a diario, gastamos dinero, pagamos impuestos, y así sucesivamente durante 40 años hasta nuestra jubilación.

No cabe duda de que ese viejo estilo de vida ya no es una opción rentable para vivir una vida plena y tranquila con buenos lujos. Es la hora de tomar la iniciativa con nuestras manos y comenzar a educarnos financieramente para así algún día poder llegar a cambiar el mundo.

¿Y tú? ¿Prefieres la educación tradicional o la nueva educación financiera?

Compartir artículo en: